EL PROYECTO / OUR PROJECT

Desde su origen, esta finca, como las de nuestro entorno, se caracterizó por la diversidad y la sostenibilidad: varios cultivos, abejas, huerto, flores, frutales. Antes, distintas variedades de uvas tintas y blancas. Ahora, distintas variedades de uvas blancas, las típicas de nuestra zona del Condado, albariño, loureira y treixadura. La renovación del viñedo de Torgo se hizo siguiendo prácticas de viticultura ecológica que, entre otras propuestas, sugiere la convivencia de la diversidad. Así, pues, contamos con un viñedo bien aireado, con una magnífica y variada cubierta vegetal, pero aun queda mucho por hacer. Queremos seguir mejorando, volver a la viticultura más sostenible y natural, y acercarnos lo más posible al concepto original de nuestra finca.

Dos pequeñas parcelas suman nuestra hectárea de viñedo. En la parte más baja de la propiedad está Campo de Arriba, dos amplias terrazas cálidas y soleadas totalmente plantadas de albariño, con una antigua poza de piedra para riego. Junto a la casa, la Finca do Torgo, dedicada casi por completo al albariño y con unas pocas hileras de loureira y treixadura, consiste en tres amplios bancales orientados hacia el este y protegidos por altos muros de granito claro para reflejar el sol de todo el día, conservar su calor y resguardar las viñas de los fríos del norte.

La plantación, renovada en torno al año 2000, es el resultado de un estudio minucioso sobre la forma más adecuada de tener un viñedo saneado, aireado en el que la prevención de enfermedades es más fácil por el emparrado en Y, la orientación de las hileras y la cubierta vegetal. Actualmente, esta cubierta vegetal sigue siendo ejemplar, se renueva de forma regular y espontánea, y se controla exclusivamente mediante el corte, en ocasiones, a cargo de ovejas. Los tratamientos se separan lo más posible y se busca el equilibrio y la sensatez en los cuidados. En cualquier caso, el objetivo es volver a las prácticas tradicionales más adecuadas y recomendables.

Desde hace dos años, las viñas de Torgo se cuidan exclusivamente mediante métodos correspondientes a viticultura ecológica acompañados de extractos hidroalcoalcohólicos de plantas de la finca o de montes y campos que nos rodean, como sauce, ortiga, eucalipto o milenrama y, siempre que podemos, adaptando nuestros calendarios a los ciclos lunares, tal y como hacían nuestros antepasados.

TORGO. En Parada de Achas. Un microclima dentro de otro.